BRASIL RECUPERA PAULATINAMENTE LOS NIVELES DE CONECTIVIDAD AÉREA PRE-PANDEMIA

El sector aéreo brasileño registró en septiembre su quinto mes consecutivo de crecimiento en cantidad y oferta de vuelos con un promedio de salidas diarias de 1.793, lo que representa un aumento del 108% en comparación con el número de 862 del mismo mes del 2020, según cifras de la Asociación Brasileña de Aerolíneas (ABEAR).


Una muestra de la recuperación de la industria aérea en el país más grande de Sudamérica fue el salto en las ganancias netas de las tres mayores aerolíneas locales -Azul, Gol y LATAM- en el segundo trimestre de 2021, que totalizaron un resultado neto positivo de 899,5 millones de reales, equivalente a unos 172 millones de dólares. Datos de la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC) indican que en ese lapso las tres aerolíneas triplicaron la cantidad de vuelos disponibles frente al mismo período de 2020.

El presidente de la Agencia Brasileña de Promoción Internacional del Turismo (EMBRATUR), Carlos Brito, destacó que además de la recuperación de frecuencias aéreas, ha sido crucial la colaboración entre ese organismo, el Ministerio de Turismo y las embajadas brasileñas en el mundo.

“De esa forma podemos monitorear la percepción que hay sobre Brasil a nivel global y planificar campañas que tengan el efecto positivo deseado», resaltó el funcionario.

En Brasil, más de 80% del total de la población adulta ya está vacunada contra el COVID-19 y varias ciudades están estableciendo la exigencia de inoculación para acceder a ciertos espacios y eventos.

El presidente de ABEAR, Eduardo Sanovicz, dijo que el crecimiento de la red aérea nacional muestra la resiliencia de las aerolíneas nacionales en medio de la crisis que experimentó el turismo a partir de marzo de 2020. «Es importante recordar que la continuidad de esta actuación está ligada al ritmo de vacunación y no al agravamiento de la pandemia», añadió.

Brasil retomó este año la promoción de sus destinos en mercados internacionales bajo el lema de «Brasil, seguro por naturaleza», con el énfasis puesto en exaltar sus atractivos naturales en destinos de playa, selva y parques nacionales.

Las autoridades recomiendan a viajeros locales e internacionales buscar establecimientos que cumplan con el certificado “Turismo Responsable”, iniciativa que establece buenas prácticas de bioseguridad comunes a todo el país para hoteles y operadores turísticos. El sello está disponible para instalaciones de hospedaje, parques temáticos, restaurantes, cafés, bares, centros de convenciones, ferias, exposiciones, guías turísticas, entre otros.

A los turistas sudamericanos se les exige la presentación de un test de COVID-19 con resultado negativo, realizado con una antelación de 72 horas, además de declaraciones juradas de salud. Los menores de 12 años acompañados por sus padres están exentos de la presentación de la prueba de PCR.

A pesar de la pandemia de COVID-19, el gigante sudamericano mantiene una robusta agenda de vuelos internacionales: un promedio de 195 por semana desde y hacia Brasil en América, Europa, África y Asia, según la información de la Agencia Nacional de Aviación Civil, ANAC. 

FUENTE: SILENE RAMÍREZ

visitbrasil.com 

embratur.com.br

Instagram.com/embraturbrasil

Youtube.com/channel/UC7D8rNR659bfUQ7_vOC4VdQ

Facebook.com/EmbraturBrasil

Twitter.com/EmbraturNews

Linkedin.com/company/embratur

Comparte mi post