Tendencias en Teletrabajo post Covid 19

Tendencias en Teletrabajo  Post Covid 

El surgimiento de negocios  innovadores en  zonas urbanas,  estimulados  por actores  públicos y privados-,  ha propiciado una verdadera cultura,  cuyo espíritu se materializa  en los  denominados coworks.  A la luz de la pandemia, curiosamente, las soluciones para recuperar nuestra vida en sociedad están puestas  en las  principales variables de ésta:   tecnología,  ensayo y error, colaboración,  y  una dosis de adaptación a los cambios.   Para analizar las implicancias socioeconómicas del retorno al mundo del trabajo, Urban Santiago, conversó con representantes del mundo de la innovación de este ámbito.  Esto fue lo que nos anticiparon.

Casa W:  Cambios a nivel Sanitario y Digital

Según el director, de Casa W, Iván Fierro, el primer cambio, reside en  “ser capaz de generar un espacio seguro de trabajo para las personas. El retorno será sobre la base del temor, por lo tanto, la percepción de seguridad física y psicológica creará nuevos estándares de  confianza. Para las empresas será complejo,  ya que  requerirán   protocolos tanto  para el ingreso,  la estadía y la salida de las personas.  Nosotros, como  CasaW, ya  aplicamos  las medidas indicadas por el gobierno  y adicionalmente, sumamos otras,  que  ofrezcan tranquilidad a los clientes”, señala.

Respecto de las ventajas que ofrece un espacio Cowork, afirma que   “estar inmerso  en una comunidad colaborativa, en términos digitales,  permite garantizar un servicio estable de conectividad, de modo que los clientes no experimenten caídas;  los cowork por defecto  poseemos   plataformas robustas.  Por ejemplo,  en nuestro caso,  hemos montado nuestra oferta de servicios y beneficios desde  nuestra app.  Se trata de asegurar  al cliente un espacio confortable,  conectado y seguro”, puntualiza.

Buscando estándares para el Teletrabajo

Respecto de la modalidad de teletrabajo como opción postpandemia, el Coordinador de la Red ChileCowork, Mauricio Muñoz, señala: “el home-oficce funciona, pero con restricciones;  debe ser concebido como  una jornada de trabajo flexible y combinado con un ambiente   presencial.   El teletrabajo tiene limitaciones   propias de un ambiente esencialmente no laboral que disminuye  la productividad de las personas”.  Agrega que  “la interacción  de un ambiente  sociolaboral  seguro,  estimula la productividad de las personas, ya que incrementa la satisfacción de un trabajo colaborativo”.

¿Cómo será  el futuro del  trabajo?

La pandemia ha logrado mutar nuestros estándares  de lo que  conocíamos  como  oficina, dando paso a una nueva forma trabajo.  Al respecto, el representante de  la Red ChileCowork,  afirma: “los centros de trabajo deberán aprender a operar desde  la multilocalidad, ya que la incertidumbre económica y sanitaria hará que las empresas busquen espacios de trabajo que se adapten a la realidad del momento, optando así por contratar desde oficinas que podrán aumentar o disminuir en cantidad,  según su necesidad, hasta una oficina por horas específicas o sólo como salas de reunión”.

Otro factor importante a destacar, recae en los exigentes niveles de conectividad que caracterizarán a estas nuevas oficinas.   “Las empresas del futuro van a contar con políticas que incentiven el trabajo desde múltiples ubicaciones y para conseguir que esto realmente funcione, se deberá contar con equipos portátiles, softwares colaborativos, repositorios en la nube con altos estándares de seguridad, herramientas robustas y eficientes para la realización de videoconferencias, y conexiones de internet estables  que aseguran la continuidad operacional”, añade Muñoz, desde  Concepción, conversando por videoconferencia en un espacio de trabajo colaborativo.

Aún faltan algunas semanas para iniciar la desescalada en nuestro país, sin embargo, las decisiones sanitarias que deberán adoptar las empresas para dinamizar productivamente su retorno, ya deben estar sobre la mesa, pues,  serán parte de los nuevos diseños laborales que nos esperan, al menos en la fase de transición.